El Día que Rompí mis Películas de Disney… A Propósito

[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

El Día Que Rompí Mis Películas De Disney…  A Propósito
Hay muchas cosas en la vida en estos días que pueden consumir nuestro enfoque y tiempo.  Pueden ser cosas buenas, o pueden ser cosas malas.  Cada decisión que tomamos a diario puede influir la manera en que pensamos, actuamos y vivimos.  Me tomó algún tiempo darme cuenta que algunas de las cosas que miramos y que nos permitimos formar parte de ellas, pueden realmente determinar si estamos con Dios o no.  Voy a hablar desde un punto de vista religioso porque es algo en lo que creo de todo corazón.
Así que, ahí estaba yo, sentada en mi sala, rompiendo la mitad de todas mis películas de Disney y botándolas.  Suena loco, lo se, y estoy segura que mis gatos pensaron lo mismo mientras me veían hechar los pedazos de los DVD’s rotos en una bolsa de basura.
Yo, como muchos otros, siempre he amado las películas y cuentos de Disney.  Como muchas chicas, Yo amaba la idea de encontrar mi propio príncipe encantador (soy bendecida de decir que realmente lo hice).  Los cuentos aparentan ser inofensivos y divertidos.  Debo mencionar que siendo una niña mis padres fueron sorprendentemente muy cuidadosos de lo que yo miraba.  Yo no crecí viendo películas de Disney, no tuve mi primera película de Disney hasta los 12 años aproximadamente.  Yo vi unas cuantas en la casa de algunas amigas y siempre las amé secretamente.  Siempre estuve al tanto de que eran historias inventadas y no de la vida real y fui advertida por mis padres de los aspectos negativos de estas películas como la magia, demonios, brujas, hipnotismo y ese tipo de cosas.  Me siento muy agradecida hacia mis padres por cuidarme de muchos de estos elementos, y por eso no fui influenciada por muchas de las cosas que lo son nuestros niños hoy en día.
Ahora de adulta, habiendo visto algunas de estas películas nuevamente, ciertos elementos en ellas me han hecho sentir un poco mas incomoda que antes.  Al estudiar mas la Biblia y realizar que todas las cosas relacionadas a brujería, magia, espíritus que hablan, comunicación con los muertos, hipnotismo y voodoo, no son de Dios, fui convencida de que tenerlas en casa era algo que no debía hacer.  Por eso rompí los DVD’s.  Yo no quiero que el Maligno tenga ninguna manera de alcanzarme, y para mi esto significa no películas, música o cualquier otro objeto que represente ninguna de estas cosas.
Tristemente, muchos de estos elementos se encuentran en todas las películas de Disney y también en muchos programas de TV, películas y medios.  Algunos documentales hechos por Little Light Ministries, una compañía de filmes, llamados “Magic Kingdom” y “Pseudology” realmente me enseñaron los peligros que se encumuchas de estas películas, y captaron mi atención en gran manera.
La tonalidad oculta en estas peliculas, no solo de Disney pero también las mas populares como  Superman, Batman, películas de superhéroes, Harry Potter, etc. no son cosas que exalten el nombre de Dios o su palabra.  De hecho, promueven cosas que son dañinas y realmente ofensivas para Dios.  Mucho tiempo justifiqué el ver estas películas con el pensamiento de que se que no son reales y es solo por entretenimiento.  Aun así, en las cosas en que pongamos nuestros ojos, oídos y mente, son las cosas que retendremos y que se volverán parte de lo que somos.  “Somos cambiados por lo que observamos”  es un pensamiento que ha sonado real para mi en gran manera recientemente.
Yo amo a Dios, y creo que el tiene un plan para cada uno de nosotros en nuestras vidas.  Yo creo que hemos sido llamados para ser apartados y diferentes.  Este mundo no es nuestro hogar permanente.  Estamos aquí para aspirar a algo mucho mas grande que lo que este mundo tiene que ofrecer.  Es difícil ser diferente.  Yo soy la primera en admitirlo.  Es raro que te cuestionen “Porque haces esto o miras esto?”  Pero yo sé, que está bien ser diferente.  Las personas te respetarán por eso, y si no lo hacen, no merecen tu tiempo, ni te aprecian por quien tu eres.
Mi reto hacia ti es este.  Se cuidadoso con lo que observas.  Guarda tu mente.  No escuches o mires cualquier cosa.  Ten un propósito para tus acciones y para tu vida.  Mantén a Dios primero y antes que cualquier otra cosa.  No permitas que nada se interponga en tu relación con Dios.  Si comienzas a ver algo y te sientes incomodo, ese es Dios hablándote, apágalo.  No dejes que el enemigo gane tu corazón.  Aún cuando sea algo que se ve inofensivo, como una película de Disney.  Haz lo que Dios te ha llamado a hacer hoy, no esperes a mañana.  “Escoge hoy a quien servirás”.  Josué 24:15
-Por: Anette Thurmon
Fundadora/Dueña: Chaviano Couture
reino_magico

Discussion

Your email address will not be published. Required fields are marked *

X
%d bloggers like this: